Usted está aquí

Pruebas Ser

Un paso hacia la formación integral.

Enero 24, 2018

El derecho a la educación con calidad implica repensar los procesos de evaluación de aprendizaje y desarrollo. Los seres humanos vivimos realidades multidimensionales en la escuela y en la vida; concentrarse en las pruebas académicas envía un mensaje recortado sobre los fines de la educación. Solo si medimos el ser y el saber en nuestras niñas, niños y jóvenes, definiremos con precisión la calidad de la educación que ofrecemos. Esa calidad incluye por lo menos bienestar físico y emocional, ética y estética, además de áreas cognitivas del aprendizaje.

¿Qué deben aprender nuestros niños, niñas y jóvenes?; ¿cómo debemos evaluar ese aprendizaje? Estas son preguntas que, por supuesto, seguirán abiertas en Colombia y en el mundo.

La Secretaría de Educación del Distrito ha asumido una postura: respetando la autonomía escolar, promueve un currículo integral que ofrece capacidades para la buena vida y aprendizajes académicos de excelencia. Esa idea de la formación integral para el ser y el saber vive hoy en la educación pública de Bogotá una oportunidad de implementación que no es ni retórica ni marginal, sino el corazón de un gobierno.

Con voluntad política, precisión en las prioridades y una asignación histórica de recursos, Bogotá está apostando a que sus maestras y maestros del sector oficial, los estudiantes y sus familias tengan razones para creer en una alianza por la calidad entre el gobierno distrital y las comunidades escolares, entendiendo la calidad como buenos resultados de aprendizaje y desarrollo humano equivalentes para todas las niñas, niños y jóvenes, independientemente de su origen socioeconómico.

La formación integral no es algo abstracto, sino al menos y prioritariamente ocho cosas: tres son no cognitivas, axiológicas, y las hemos llamado del “ser”: bienestar físico y emocional; educación ética centrada en las capacidades ciudadanas para la identidad, los Derechos Humanos, la convivencia, la participación y la vida; además de educación estética y artística para la sensibilidad y la creatividad.

Figura 1. Proceso de elaboración de las pruebas a través de la metodología de diseño de especificaciones basado en el modelo de evidencias

Las otras áreas de aprendizaje responden a las dimensiones cognitivas de la lógica matemática; el dominio hablado y escrito de la propia lengua; el manejo básico de una segunda lengua; la capacidad de pensar la naturaleza con herramientas críticas y la capacidad para pensar la sociedad construyendo preguntas incisivas, usando evidencias para responderlas. Estas áreas se podrían llamar del “saber”.

En realidad, sabemos que las ocho dimensiones son interdependientes y deben contribuir al saber ser, hacer, conocer y aprender, pero para efectos prácticos las hemos llamado “saber” y “ser”. Así esperamos que las comprendan fácilmente padres y madres de familia, estudiantes y expertos.

En 2012 la Secretaría de Educación del Distrito inició la implementación de la política “Currículo para la excelencia académica y la formación integral 40×40”, que ayuda a la transformación del currículo para ofrecer a las niñas, niños y jóvenes aprendizajes integrales que fortalezcan el saber y cultiven el ser. 

No se trata, por tanto, de extender la jornada educativa, sino de transformar las lógicas y contenidos del aprendizaje de los estudiantes del sistema educativo oficial de la ciudad.

Esa formación integral pasa por diversas apuestas que están contenidas en las 12 promesas que el actual gobierno de Bogotá viene implementando.  

En este artículo quisiera profundizar sólo en la promesa 12: ¿Cómo evaluar la formación integral?; ¿en qué contribuye introducir una nueva prueba a esa formación integral?; ¿cómo medir un proceso que supone en el estudiante el aprendizaje integral para el buen vivir, desarrollando un conjunto articulado de conocimientos, capacidades, emociones, pensamiento crítico, autonomía, actitudes y habilidades para convivir armónicamente en el planeta, realizando un proyecto de vida individual y colectivo?; ¿se puede medir si alguien mejora como ser humano, persona y ciudadano?

Lea el contenido en Libreta de Bocetos.

Escrito por
Libreta de Bocetos, blog de maestros de arte
No hay votos aun
Estadísticas: .