Usted está aquí

Ruta por Tolima: Ibagué, Fresno, Flandes, Purificación

El recorrido de la Fundación Compartir por la instituciones educativas postuladas para el Premio Compartir 2016-2017.

Noviembre 9, 2016

Todos los años, durante el segundo semestre, el equipo de la Fundación Compartir, junto con los evaluadores del Premio, investigadores de nuestras organizaciones aliadas, las Universidades Javeriana, Pedagógica, Sabana, San Buenaventura, Los Andes y Entre Las Artes, emprendemos la aventura de visitar algunos maestros y rectores que postularon sus propuestas para ser valoradas y compartidas con sus pares.

En cada institución educativa estamos un día entrevistando padres y madres de familia, estudiantes, exalumnos, coordinadores, maestros pares, rectores y, el maestro y el rector que se han postulado.

Cada visita es una aventura que nos llena de alegría y satisfacción al encontrar siempre tanta Pasión en cada maestro y rector, que contagia a sus estudiantes y compañeros de viaje, con tanta capacidad para crear conocimiento.

En este relato comparto una semana de ruta por el Tolima, departamento que reconocemos por sus cultivos de arroz, cacao y café, por su aire musical, por el Páramo de las Hermosas y el Nevado del Huila, y, particularmente en la Fundación Compartir, por la Red de maestros Pido la Palabra.  Un departamento también protagonista de nuestra violencia desde el siglo XIX: al sur del Tolima se crearon las FARC, en territorio de los bravos indígenas Pijaos.

El primer día de visitas nos sorprendió un colegio en Ibagué que con su banda dio inicio formal a nuestra visita entregándonos las llaves de la institución, para comenzar a conocer mejor la propuesta de una maestra de la Red Pido la Palabra. La maestra, una mujer apasionada y alegre, propone a sus estudiantes de bachillerato “tejer sueños” contagiando la pasión por la lectura de obras literarias y rompiendo el miedo a la escritura, para narrar sus propias historias, las autobiografías. Cada una de estas es una obra de arte, no solamente por su escrito sino por la belleza de los encuadernamientos, realizados con pulcritud, y enorme creatividad, invitando a leerlos.

Al siguiente día, muy a la madrugada estábamos en el terminal de transportes de Ibagué vía a Fresno, a 3 horas. Fresno, al norte del Tolima, tiene un clima suave y… muchos aguacates. ¡¡Deliciosos!! Se les siente a sus habitantes acento del viejo Caldas. El colegio se encuentra ubicado en plena plaza principal, habiendo sido hasta hace muy poco dirigido por una congregación de monjas, en donde trabaja hace muchos años una maestra, también de la Red Pido la Palabra. En esta ocasión nuevamente la literatura es el centro de atención, aunque la infantil, pues los estudiantes son niños y niñas de grado cero. Con la lectura de la literatura infantil la maestra convierte a sus pequeños estudiantes en autores de nuevos cuentos, al ponerlos a recrear cada historia, con finales que inspiran, mostrando además sus habilidades para representar personajes, mediante su expresión oral y corporal y, especialmente para saberse creadores de sus propias historias.

El miércoles, la ruta fue a Flandes, a dos horas de Ibagué, al oriente del departamento, que con sus 32 grados de temperatura, se ondea sobre el río Magdalena. Otra maestra de la Red Pido la Palabra es la protagonista con su propuesta para niños y niñas de los grados iniciales, desde la cual hace del lenguaje, un medio de la práctica social para configurar ciudadanía. Nos sorprendió observar, un salón muy bien organizado con muchos libros en todas las esquinas, a pesar de tratarse de un salón temporal mientras sustituyen la sede que el río Magdalena se llevó hace ya un par de años.  Los pequeños conversan en grupos primero, con la maestra que va pasando por cada uno, para luego comenzar a leer en voz alta uno de ellos el cuento que decide compartir con sus compañeros. Enseguida de su lectura, sus compañeritos le hacen preguntas que responde acuciosamente y también le hacen comentarios, que a su vez escriben en papeles, que el atento lector guarda en un sobre que se lleva a casa, para repensar en aquello que le han comentado.

El jueves, nos reciben en un colegio de Ibagué, la maestra de ciencias naturales y educación ambiental del grado 10 y 11, de un colegio oficial y femenino, de más de 70 años de tradición. Junto con sus estudiantes de física en un enorme salón en donde tenían expuestos sus trabajos, nos esperan organizadas en grupos por mesas, en cada una de las cuales se observa una pregunta diferente como por ejemplo, ¿cómo hacía MICHAEL JACKSON su paso anti-gravedad? En cada libro expuesto, bellamente elaborados, cada autora registra su proceso de aprendizaje frente a la pregunta: aprendizajes previos, consulta, y finaliza en un artículo científico. Los maestros pares se sienten orgullosos de su compañera, y comparten que también se han presentado al premio porque les parece que es una oportunidad para compartir su saber y crecer con otros. Les interesa ser parte activa de Compartir Palabra Maestra.

El viernes cerramos nuestra visita conociendo de primera mano la experiencia del Centro Innovar del Doctor Eduardo Aldana en Purificación, municipio ubicado a 2 horas de Ibagué y con una temperatura de 34 grados. Compartimos toda la mañana con su consejo directivo y otras autoridades municipales acerca de la importancia que tiene Innovar para ofrecer educación superior a estudiantes de zonas rurales. En la tarde conversamos con un grupo del equipo de calidad de la Secretaría de Educación del Tolima, el SENA, la Universidad del Tolima, el Alcalde de Purificación, y su equipo, sobre los retos de la educación rural para el Tolima, como parte de un proceso de movilización que alrededor de este tema se está llevando a cabo en el departamento.

Todas nuestras visitas del Premio fueron a mujeres maestras… todas apasionadas por lo que hacen desde sus aulas con sus estudiantes, dándoles confianza en sus propias capacidades para hacer realidad sus propios sueños. En todas ellas, los padres y madres con quienes conversamos, reconocen que devolvieron a sus hijos la capacidad de soñar y ser ellos mismos. Y en Purificación, sus autoridades nos enseñaron sobre la importancia de la pertinencia de la educación, que en palabras del Dr. Aldana, “tiene dos caras: una relacionada con el contexto y otra con cada estudiante y su logro de la libertad a que se refiere Amartya Sen y más recientemente Martha Nussbaum (el enfoque de desarrollo de las capacidades)”.

Gracias a Todos por su generosidad y confianza al compartir con nosotros sus prácticas, por abrir las puertas para continuar construyendo conjuntamente.

Escrito por
Directora de Desarrollo y Liderazgo Pedagógico
Promedio: 5 (4 votos)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.