Usted está aquí

A través de la empatía, humildad e inclusión lograremos un excelente trabajo en equipo

Los docentes andamos en la vía como carritos locos, pensando en llegar primero, cuando lo importante es lograr las metas en equipo. Una reflexión de una educadora para todos los educadores.

Abril 29, 2021

“La empatía, la humildad e inclusión solo suena bonita en conceptos y teorías porque en la práctica aún no termina su proceso.”

La práctica ha muerto. Basta con realizar un documento o una guía maquillada con hermosos textos justificados y ya, sentimos que aquel escritor, en su práctica, está experimentando constantemente para lograr un aprendizaje significativo y no tiene mucho que aportar. ¿Que habrá pasado con las pruebas, autoevaluaciones y prácticas que llevaban a reflexionar en un equipo donde todos pensaban distinto pero se respetaban y aceptaban sus aportes?

Hoy el mundo está en crisis y no queremos aceptarlo. Aquí no se trata de quién es mejor o peor: se trata de ser empáticos, unirnos, ser humildes y trabajar en equipo, porque así es como podemos conseguir grandes triunfos.

Para iniciar una vivencia de todo lo aquí referido, hay que identificar fortalezas y debilidades de cada uno de nosotros. Despojarnos de prejuicios y títulos que nos llevamos a la cabeza, pero que no son tan importantes como ese rol que se desempeña en el quehacer pedagógico.

Quizás este escrito no a todos les agrade, pero es necesario precisar puntos clave acerca de situaciones que día a día se viven. Quizás para algunos no es tan relevante, porque se bañan con aceite y todo les resbala, pero también hay otros que no tienen la capacidad de entender el comportamiento de aquellos que no aceptan que los demás también merecen oportunidades.

Para precisar algunas experiencias:

  • Encontramos aquellos profesionales que tienen otros títulos y ya, por ese motivo, creen que la opinión de ellos pesa más que la de aquel que no carga tantos títulos (diplomado, especialización, maestría, etc.).
  • Encontramos otra situación que es muy común y constante: tiene que ver con la nueva modalidad llamada “provisionalidad”, la cual para muchos que se encuentran en propiedad sienten que tienen el derecho, incluso de señalarlos, discriminarlos y hasta obviarlos.
  • Existen docentes que quizás no tienen tanto tiempo de estar en la práctica docente pero poseen gran capacidad de crear, innovar e incluir nuevas estrategias en la práctica pedagógica. Pero es tan poca la empatía de algunos, que prefieren ignorarlas, otros les agrada pero su humildad no alcanza a aceptarla como estrategia, mientras que otros no hacen y tampoco dejan que el otro haga.

Me atrevo a escribir sobre este tema porque es momento de cambiar de actitud y en ese cambio se genera buen ambiente y buenas relaciones entre los miembros. De esta manera todos se sentirán parte de una familia y aunque cada uno lleve canaletes diferentes, la idea es remar en la misma dirección.

La experiencia de la vida es la prueba de la verdadera inclusión. Cuando una persona se siente en capacidad de liderar un proceso debe renunciar a la exclusión, practicar la democracia e incluso estar en la práctica constante de revisarse, revisar la actitud y comportamiento de todos, señalar las causas y, de acuerdo a las consecuencias, armar dinámicas de grupos con el fin de observar cómo actúa cada persona ante diferentes situaciones y toma de decisiones sin hacer sentir mal a un solo miembro del grupo, ni afuera ni adentro.

El trabajo en equipo lo dirige un buen líder y ser humano. Se trata de aquel que construye grandes ideas y soluciones creativas, motiva por llegar a los objetivos sin importar la debilidad, comparte con las diferentes opiniones ayudando a que la comunicación sea mas directa y fluida, lo cual permite un mejor clima laboral.

Sabemos que un buen líder tiene muchas capacidades, pero es más impresionante ver en él la capacidad de admirar el rol, habilidades que se complementan en el equipo. De ser así, las metas serán disfrutadas en equipo y nadie sentirá inconformidad haciéndose notar la calidad de productividad.

No podemos olvidar que el término inclusión es tan clave, claro, amplio y preciso en el trabajo en equipo, que incluso transmite humildad y empatía porque no tiene nada que ver con términos como: exclusión, integración y segregación.

Y es que esta problemática se veía venir y hoy se debilita aún más, porque si en la presencialidad no logramos soportarnos, en lo virtual se va transformando en una crisis en la que preferimos discutir por cualquier diferencia que reflexionar y ser conscientes que es de actitud lo que debemos cambiar.

Como afirma el profesor de la U. Pedagógica, Alejandro Álvarez: “La escuela pública, el maestro y la enseñanza presencial están amenazadas por la virtualidad como alternativa a la crisis provocada por la pandemia”. Concluye refiriéndose que “ninguna tecnología podrá remplazar la enseñanza en el aula y la relación cara a cara del maestro y el alumno esenciales para el conocimiento, la socialización y la vida escolar”.

Aun nosotros, los docentes, nos convertimos en 24/7 y andamos en la vía como carritos locos, pensando en que el que llegue primero, ese es, y no. Aquí se trata es de repensar en que cada uno tiene algo bueno que dar y que juntos podemos lograr. Porque de nada sirve ser el primero, sino sabemos llegar en equipo.

Leamos más acerca del “UBUNTU”, aquella pequeña palabra de un filósofo la cual significa “Yo soy porque somos".

Concluyo con esta hermosa reflexión de la cual desconozco el autor pero que nos invita a ser empáticos, humildes y a trabajar en equipo:

“Un supervisor llevó globos a su trabajo y le regaló uno a cada empleado. Después ordenó que anotasen sus nombres en su globo, los dejaran en el suelo y abandonaran su sucursal. Una vez afuera de la tienda, les dijo: "Tienen 5 minutos para que cada uno encuentre el globo que lleva su nombre". Los empleados entraron y buscaron, pero se acabaron los 5 minutos y nadie había podido encontrar el suyo.

El supervisor les dijo ahora: "Tomen cualquier globo y entréguenselo al dueño del nombre que lleva anotado".

En apenas un par de minutos todos los empleados ya tenían el suyo en la mano.

Finalmente, dijo el supervisor: "equipo, los globos son como los negocios". Nadie va a encontrar el éxito rápido buscando su bienestar solamente. En cambio, sí cada uno se preocupa por el éxito de su compañero y de su equipo, su negocio alcanzará el éxito antes de lo que te imaginas.”

Para darle vida a este escrito debo reflexionar como persona y como ser humano, recordando aquellos conceptos que transforman vida, como lo son la ética, los valores y la moral.

Para terminar, hago un llamado a mis colegas y a todos aquellos que sientan que están en la capacidad de cambiar de actitud para lograr un verdadero trabajo de equipo, en el cual se vea reflejado la empatía, la humildad y las ganas de hacer las cosas mejores que ayer.

 


Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciada en Pedagogía Infantil. Actualmente, docente de aula de Preescolar y Básica Primaria con experiencias en capacidades de Creatividad, Innovación e Inclusión, y Liderazgo en gestión comunitaria y participativa.
Promedio: 4.5 (2 votos)
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.