Usted está aquí

Agenda educativa post 2015

Del 19 al 22 de mayo de 2015 en la ciudad de Incheon (República de Corea) se celebrará el Foro Mundial de Educación y nuevamente el saldo que se presenta sobre la educación en el mundo, está en rojo.

Marzo 20, 2015

Hace 25 años se firmó en Jontiem, (Tailandia) un compromiso histórico que dio origen al movimiento de Educación para Todos (EPT). Diez años después, en el año 2000 en Dakar (Senegal), se fijó el año 2015 como fecha límite para alcanzar las seis metas planteadas de la EPT que abarcan desde la gratuidad, protección de la primera infancia, calidad de la educación básica y resultados mensurables en lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas, hasta la reducción del analfabetismo.

Las cifras que presenta Unesco siguen siendo alarmantes, 57 millones de niños que no están aprendiendo porque simplemente no van a la escuela; 743 millones de adultos analfabetos; 69 millones de adolescentes que no están escolarizados; 250 millones de niños que no están adquiriendo las competencias básicas a pesar de que la mitad de ellos han estado escolarizados por lo menos durante cuatro años.

Como era de esperarse por el mínimo interés que la mayoría de los países le concede a la educación, el retraso en el logro de las metas es sustancial y por ello las movilizaciones que se han organizado, previas al gran Foro Mundial, tienen que ver con el inventario de los progresos logrados y la definición de programas y compromisos posteriores a 2015.

Hasta el momento, se han adelantado cinco conferencias regionales - Asia y Pacífico, América Latina y el Caribe, Países Árabes, África, Europa y América del Norte-. En América Latina se suscribió la Declaración de Lima en octubre del año pasado,  y palabras más, palabras menos, los ministros de Educación se vuelven a comprometer con lo mismo: “Asegurar una educación de calidad, inclusiva y equitativa a lo largo de la vida para todos al 2030”, pero para alcanzarlo, se dan un nuevo plazo de quince años. El documento está lleno de generalidades y no logra dar el paso hacia objetivos, acciones y compromisos claros y medibles que posibiliten el seguimiento y la vigilancia a estrategias puntuales para garantizar la igualdad en el acceso y en el aprendizaje y en lograr que los docentes apoyen a los estudiantes más rezagados por razones de género, pobreza, lugar de la vivienda u otros factores. 

Queda el sinsabor de que han pasado más de dos décadas y que prometen ser más, sin alcanzar las metas básicas en educación que contribuyen a tener una sociedad justa. Si no se logra superar las dificultades en la asignación presupuestal para Educación con mecanismos estructurales para que la inversión en educación aumente progresivamente, y si no se logra avanzar hacia mediciones del rendimiento que contemplen aspectos cualitativos desde perspectivas de derechos humanos, que tengan en cuenta indicadores sobre exclusión y discriminación, entre otros, seguiremos perdiendo el examen y estos grandes eventos internacionales servirán para poco.

Estaremos atentos al desarrollo y conclusiones de este Foro para extraer y poner en la discusión las recomendaciones que surjan a fin de que los gobiernos nacionales y la comunidad internacional puedan orientar reformas, políticas, programas y estrategias  que permitan invertir en la educación como un factor escencial del desarrollo de los países.

 

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciada en Educación, Magíster en Investigación Educativa
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.