Usted está aquí

La reducción de la brecha digital en África. De atajos para acceder a la información y el conocimiento

A pesar de los grandes avances en la tecnología, el continente africano tiene aún múltiples carencias en el acceso a Internet y el uso de herramientas digitales.

Noviembre 9, 2015

La tecnología ha aumentado la velocidad y el alcance de la información, pero ¿cómo llegar a las comunidades que están fuera de línea o analfabetos? Con sólo el 7% de los africanos en línea, ¿cuáles son las formas de baja tecnología para aumentar el acceso a la información?

A pesar de todo el entusiasmo acerca del papel de la tecnología en la contribución al cambio social y la mejora de los resultados del desarrollo en África, es fácil olvidar que sólo el 7% de los habitantes de dicho continente están en línea.

A pesar que el uso del teléfono móvil se ha generalizado a 72%, esto oculta diferencias regionales. La tasa de penetración móvil de Eritrea, por ejemplo, es sólo del 5%. El alcance limitado de Internet se complica aún más porque el lenguaje de la web es el inglés y la conectividad móvil es limitada, ya que sólo el 18% de los móviles de África son teléfonos inteligentes.

Las organizaciones locales necesitan hacer frente a estas barreras y algunas están empezando a hacerlo de manera innovadora combinando enfoques de baja y de alta tecnología para garantizar que los ciudadanos puedan acceder a la información crítica que puede ayudar a mejorar sus vidas.

En Liberia, reformas llamativas se han traducido en una explosión en la disponibilidad de información gubernamental. Sin embargo, puede ser difícil y requiere mucho tiempo para los ciudadanos obtener e interpretar esta información.

Por ello, son más que bienvenidos laboratorios de innovación como el Accountability Lab y el iLab Liberia que están trabajando actualmente con el Ministerio de Información, Cultura y Turismo para construir un portal de información concentrador de datos y gobierno abierto.

A pesar que el uso del teléfono móvil se ha generalizado a 72%, esto oculta diferencias regionales. La tasa de penetración móvil de Eritrea, por ejemplo, es sólo del 5%. El alcance limitado de Internet se complica aún más porque el lenguaje de la web es el inglés y la conectividad móvil es limitada, ya que sólo el 18% de los móviles de África son teléfonos inteligentes.

Con la penetración móvil en apenas 42% y más de un tercio del país analfabeto, este enfoque de alta tecnología es insuficiente para llegar a todos los ciudadanos. Para saldar la brecha digital y de alfabetización, estas organizaciones han transferido la información clave sobre una pantalla en la concurrida Plaza Tubman en la capital de Liberia, Monrovia. El texto se escribe en lengua vernácula y se complementa con ilustraciones, fotos y diagramas que proporcionan información relevante sobre cómo navegar  los servicios del gobierno, tales como la solicitud de un pasaporte o iniciar negocios.

Esta plataforma proporciona información crítica para miles de ciudadanos en las cuestiones que les preocupan. De forma gratuita e inteligible se puede llegar así a los liberianos que de otro modo no podrían para acceder a esta información, ejercer sus derechos y participar en el proceso de celebración de la rendición de cuentas del gobierno.

Otras organizaciones deben considerar la manera de mejorar los mecanismos de responsabilidad mediante la adopción de enfoques similares. Durante las elecciones de Kenia en 2014, Map Kibera, una organización que utiliza herramientas digitales para aumentar la influencia y la representación de las comunidades marginadas, ayudó a los jóvenes a crear mapas digitales de los centros de votación y los límites del barrio. Se distribuyeron versiones impresas de mapas en línea a organizaciones como los órganos policiales y de seguridad y se elaboró un mural del mapa en la oficina electoral del Comité de Distrito.

Intermediarios que generan confianza, y modifican el status quo

Las organizaciones también deberían considerar el papel de los intermediarios de confianza. Así, la Fundación Grameen inspirada por Muhammad Yunus se centra en el aprovechamiento de la tecnología para aumentar el potencial de los pobres, apoyándose en una red humana de intermediarios.

Estos son a menudo ya sea un agricultor local o enfermera que ayudan a cada miembro de la comunidad a descubrir información agrícola crítica o proveen consejos médicos para salvar vidas a través de un móvil.

Los intermediarios de confianza pueden ayudar a cerrar la brecha del “último kilómetro", garantizar la pertinencia de la información, y superar las barreras del analfabetismo, la incapacidad aritmética y lingüística para llegar efectivamente a los pobres que permanecen de otro modo invisibles y desconectados.

Afortunadamente, hay una serie de organizaciones que desarrollan herramientas para ayudar a cerrar la brecha digital de acceso. Trabajando en Uganda y la India, por ejemplo, Question Box ha instalado una serie de cajas que conectan a las comunidades previamente desconectadas con alguien conectado a Internet que puede responder a las preguntas que puedan tener sobre cuestiones relacionadas con la agricultura, la salud y otros temas críticos.

La parte delantera de Question Box está diseñada con una interfaz extremadamente simple para el usuario que levanta un teléfono y habla en el idioma local con un experto cualificado. Los ejemplos de usos son numerosos y han salvado vidas, cultivos estratégicos y han consolidado estrategias de desarrollo.

La tecnología permite que la información crítica llegue a las comunidades marginadas a un ritmo nunca antes posible y, eventualmente escalar hasta llegar a segmentos cada vez más amplios de la población. Debe alentarse a las organizaciones a integrar los enfoques impulsados por la tecnología en sus programas para maximizar su impacto.

Al hacerlo, sin embargo, es importante pensar en cómo estos enfoques se pueden combinar con las metodologías de baja tecnología, cuya eficacia ya ha sido comprobada. Las organizaciones que utilizan la tecnología en su trabajo deben apreciar cómo la información digital puede ser transmitida a través de las comunidades cara a cara, reuniones, artes creativas, conexión con los medios de comunicación tradicionales, murales, vallas publicitarias e intermediarios de confianza.

Se trata de ejemplos parciales y puntuales pero su sumatoria conforma un entramado muy rico a nivel mundial que demuestra que el achicamiento de la brecha del nivel 1 se ataca de distintos modos y con resultados alentadores.

El teléfono como herramienta vital para cerrar la brecha

Expertos en tecnología y activistas llevan años intentando cerrar la brecha entre los que tienen acceso a la tecnología y los que no, mediante el uso de productos e iniciativas innovadoras, como las portátiles de U$200 desarrolladas por la organización One Laptop per Child de Nicholas Negroponte o los ejemplos puntuales que vimos en el caso anterior en África.

Pero se necesita más que una computadora para cerrar la brecha. El teléfono móvil se ha convertido en una poderosa herramienta para la participación social. La tecnología móvil y las plataformas de medios sociales están jugando un papel vital buscando darle a los grupos excluidos una voz. Alrededor del 70 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles están en los países en desarrollo, sobre todo en el Sur. Los teléfonos móviles son la primera tecnología de las telecomunicaciones en la historia que tiene más usuarios en el mundo en desarrollo que en el desarrollado.

Si bien el acceso a Internet es importante, es sólo un punto de partida, que se completa con el uso cada vez más extendido de la tecnología móvil. A diferencia de Internet, la colectividad móvil no se ve obstaculizada por las velocidades de banda ancha o los cortes de electricidad, y pueden además ser utilizados por aquellos que no pueden leer o escribir.

Consecuentemente cada vez más los teléfonos móviles están jugando un papel vital en la formación de activistas, aumentando la sensibilización, y en última instancia, dando a los ciudadanos una voz. Las nuevas plataformas móviles son simples y portátiles y muchas sólo requieren la capacidad de mensajería de texto para ser utilizadas como herramientas para una gran cantidad de actividades, desde la prestación de apoyo logístico en los desastres naturales al seguimiento de la violencia.

A pesar de la forma en que los medios de comunicación social y las noticias principales se esmeran por hablar de "nuevas brechas digitales", éstas no son nuevas en absoluto. Y más que tecnicismos y soluciones mágicas lo que necesitamos es enfrentar la distribución desigual del poder social, y el acceso restringido a la información y el diseño de habilidades.

Es por ello que la aparición sin cesar de nueva plataformas como Ushahidi - que significa "testimonio" en swahili - es un buen ejemplo de estas tendencias. Esta empresa de tecnología sin fines de lucro está especializada en el desarrollo de software libre y de código abierto y permite a los usuarios compartir, interactuar e informar sobre lo que está pasando en su sociedad, estando disponible para cualquier persona con un teléfono móvil. Ya hay más de13.000 Ushahidi crowdmaps en más de 100 países. El programa permite a las personas crear su propio mapa sin tener que instalarlo en sus servidores web.

NT Mojos, es un proyecto llevado a cabo por el Gobierno de Australia en 2011, que dio vos a los ciudadanos, así como permitirles ser creadores de contenido, cortocicuitando a los guardianes tradicionales de información, como gobiernos, editoriales y medios de comunicación, que controlan el acceso a los servicios, el debate y el conocimiento. NT Mojos permitió a los pueblos indígenas crear y compartir sus historias en sus teléfonos móviles. El proyecto enseñó primero a los participantes el arte de contar historias antes de pasar a la tecnología misma.

CGnet Swara es un servicio de noticias basado en móvil se lanzó en la India, como portal para la tribu de Chhattisgarh, que carece de acceso a los medios de comunicación. El software de código abierto supera dos barreras - alfabetización y la falta de acceso a Internet - al permitir que las personas den informes de prensa en su propio idioma más allá de su comunidad. Pueden, acudiendo al programa, "reporteros ciudadanos" llamar a un número para registrar una noticia, que luego es verificada por periodistas formados en CGnet Swara. Una vez que el informe ha sido aprobado, cualquier oyente puede oírlo marcando en el mismo servicio de mensajería de voz con su teléfono móvil.

Otro ejemplo es “La voz del ciudadano de Bangladesh” , que tiene como objetivo capacitar a las personas, proporcionando una plataforma para la retroalimentación sobre los servicios públicos. Se puede enviar mensajes de texto, de voz o mensajes de vídeo, ya sea en bangla o inglés, a través de sus teléfonos móviles o Internet, para dar opiniones sobre servicios, tales como la salud, el tráfico y el suministro de agua o de gas.

Text to Change, es una iniciativa basada en los países afectados por la pobreza y el conflicto, en Uganda y muchos otros países africanos. La tecnología móvil se ha convertido rápidamente popular, ya que no requiere acceso a Internet o el conocimiento del inglés, siendo de suma importancia para las mujeres en particular, ya que les ofrece más flexibilidad y accesibilidad de lo que han tenido antes - algo importante cuando se considera que en 2012, la UNESCO informó que de los 775 millones de analfabetos en el mundo, 64 por ciento son mujeres.

Incluso empresas comerciales están siguiendo estos ejemplo. En enero de 2012, Wikipedia se asoció con la empresa francesa de telecomunicaciones Orange para ofrecer a los clientes de telefonía móvil en África y el Medio Oriente acceso a la enciclopedia en línea libre de cargos de datos. Wikipedia es el sexto sitio más visitado en el mundo. Al mes siguiente, Telenor Group, el operador de telefonía móvil internacional de Noruega, empezó a ofrecer el mismo servicio a sus clientes en Asia y Europa sudoriental.

Está claro que las tecnologías móviles ya se están utilizando para compartir y acceder a la información, intercambiar ideas, educar e involucrar directamente a los ciudadanos (especialmente a los más pobres). Esta tendencia va a generar más impacto en las personas y las comunidades en la medida en que el código abierto y métodos descentralizados de intercambio de información se propaguen y vitalicen.

Pero en última instancia, la brecha tienen mil y una manifestaciones: las barreras a la inclusión digital en las diferentes regiones y comunidades difieren significativamente.

Mientras tanto, nuevos editores en línea están esforzándose en construir repositorios de acceso abierto para derribar esos muros. Numerosos grupos de la sociedad civil están utilizando cada vez más servicios de código abierto, software y aplicaciones. Alrededor del mundo, las comunidades están utilizando las tecnologías móviles de comunicación social para eludir estas barreras de forma inesperada.

A través de la tecnología móvil e innovadora, las comunidades han desarrollado proyectos y soluciones para los problemas locales. La pregunta es si las nuevas tecnologías móviles y el software de medios sociales innovador  va a generar el suficiente impulso como para ayudar a superar la brecha analógica (la desigualdad social). Asegurar que lo haga debe ser nuestra prioridad colectiva. Pero los resultados, los poderes en juego y las dinámica de concentración nos hacen dudar muy mucho de que estos buenos deseos se puedan cumplir a la brevedad -y ni quiera en el largo plazo.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
ILCE-México, UBA-Buenos Aires
Promedio: 4 (1 voto)
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.