Usted está aquí

Algunas cosas con las que nos califican de “buen maestro”

Todo buen docente debe contar con unos requisitos para poder ejercer bien su profesión

Julio 17, 2018

A continuación algunos puntos que definen el perfil de un buen maestro:

  1. Tiene que sentir interés por la Enseñanza: Es lo que yo llamo vocación, que una piedrita no lo haga caer y quizás no levantarse, y si lo hace que sea para seguir y no para correr de ahí.
  2. Aprendizaje y adaptación: Desde mi punto de vista que cada situación que viva se convierta en un aprendizaje, y que se adapte a cualquier situación ya sea de trabajo arduo y seguramente sacrificando sus fines de semana, o a diferentes tipos ambientes de aula.
  3. Disfrutar o tener interés en ayudar a los alumnos en su desarrollo integral: Se relaciona mucho con el primero que mencionaba sobre la vocación como docente, que no se limite al trasmitir su saber, sino que desde su parte personal pueda dar mensajes de proyección de vida y buscar herramientas que lo puedan ayudar en esa labor.
  4. Tener aptitudes para la comunicación, la capacidad de interacción o la creatividad: Si dejar su nivel de autoridad un docente puede interactuar con sus estudiantes, dejando claro siempre su posición, y cada día crear ya que se encuentra en un mundo totalmente cambiante y así mismo son los estudiantes .
  5. Ser capaz de liderar: El ser un líder hace que los demás (estudiantes, padres de familia y compañeros de trabajo) sigan su ejemplo. Ser líder da autoridad frente a personas que un no tienen esa actitud.
  6. Tener paciencia y ser observador.: Ser observador es importante ya que detecta uno si hay problemas de droga, bullying, otros, y paciencia ya que no todos aprenden al mismo ritmo. Paciencia frente a situaciones de último momento, imprevistas que afectan nuestros planes.
  7. Disciplina. El ejemplo es más importante que muchas palabras, el estudiante siempre busca en nosotros un modelo, así que si yo llego a clase temprano eso es respeto y lleva a disciplina. Y que los estudiantes digan uy pero si es puntual…
  8. Tener interés por el conocimiento, por la cultura: Siempre como docente querer estar a la vanguardia, más allá de…, siempre querer estar actualizándose.
  9. Tener habilidad para saber relacionar conceptos con la vida cotidiana de los alumnos: en algunos momentos se habla de aprendizaje significativo, que todo lo que aprenda lo pueda aplicar en su vida, pero lo más importante radica en que sea apropiada la forma en que lo trasmite a sus estudiantes, tiene que verse reflejado en nuestras vidas.
  10. Autocrítico: cada situación debe llevar al docente a evaluar su labor :en que estoy resaltando, en que estoy fallando, como mejorar en esos aspectos. Eso hace cada día un día mejor y no frustrante, que cada crítica constructiva se convierta en una fortaleza en un corto plazo.
  11. Vivir cada día intensamente: cada día con los estudiantes, con los compañeros, debe ser una experiencia intensa, y maravillosa con sus aciertos y sinsabores. Que las experiencias sean el punto más importante del día a día.
  12. Amigo: no compinche y cómplice.
  13. Aunque como director de grupo es “madre adoptiva”, no implica pasarle todas , alcahuetear, guardarle lo que él deja en los puestos.

 

Un buen maestro tiene que ser responsable, paciente, con entusiasmo por su trabajo, con interés por seguir ampliando su formación, con una preocupación por motivar a sus alumnos, buscando siempre lo mejor para ellos y su futuro.

Es la profesión más difícil, está hecha para machos no para muchos. No todo mundo es docente. En un concurso docente conocí la experiencia de un ingeniero industrial que quiso ser docente y se presentó. Pasó gracias a Dios. Pasó, pero le tocó trabajar en Ciudad Bolívar, en Bogotá, Colombia. Aunque él decía que el sueldo era lo de menos, cuando se enfrentó al mundo aula de clase con los estudiantes en su primer día no le gustó.

El segundo día fue y pensó que sería diferente, pero en el tercero, renunció. Y dijo que “la docencia no se hizo para mí”, admiró a los docentes que realmente tienen esa vocación que se enfrentan a un mundo difícil. A veces 40 personas que muchas veces no quieren y les toca estar ahí, con su grosería. En fin, su vida.

Hoy me digo a mí misma que es difícil mas no imposible ser docente para quien no tiene esa vocación, ya que implica sortear muchas situaciones que, si como docente tengo la magia lo lograré, si no, como decía un colega: apague y váyase.

Muchos colegas hablan de este mismo tema. Pienso que aunque tiene muchas cosas que mejorar uno como docente, hay muchas más que debemos seguir reforzando. Yo vivo de las cosas que aprendo de mis estudiantes. Yo creo nací para ser docente.

Además, como bien lo escucha uno, no somos monedita de oro para todos los estudiantes: para algunos somos lo mejor para otros somos lo peor, y para otros nunca lo sabremos porque no lo dicen.

 

Escrito por
Docente de Algebra en la Institución Educativa Compartir Suba.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.