Usted está aquí

¿Cómo nace la vocación docente?

Una mirada al origen de la vocación desde las experiencias y anécdotas de tres maestras en formación.

Julio 7, 2017

Desde mi punto de vista, ser profesor es ser una persona que ama enseñar y que le gusta y sabe hacerlo, actuando de manera afectuosa, entregando de forma eficaz el conocimiento y entusiasmando a los alumnos en sus clases; no siendo un mero transmisor de conceptos, sino también, un mediador y un poderoso agente de cambio.

He escrito muchas cosas respecto a mi profesión y estoy cada vez más convencida que no me veo haciendo otra cosa , esto es para lo que nací, lo que amo hacer, lo que soy, lo que me motiva a diario para afrontar adversidades, amo ser docente porque tenemos la habilidad de transformar vidas,  de darnos a querer y odiar al mismo tiempo, dejamos en nuestros estudiantes recuerdos buenos y otros no tantos, lecciones de vida, lecciones de matemáticas, lenguaje, entre otras que aplicarán en sus vidas quizá sin darse cuenta.

Hoy más que nunca, nuestro mundo requiere de buenos maestros, pilares para la educación y quienes a través de su exigencia, comprensión, regaños, supervisión, compromiso, entrega y paciencia, hacen del proceso enseñanza toda una hermosa aventura.

Es por ello que deseo aprovechar este espacio, para reconocer y aplaudir nuevamente la excelente tarea de los maestros, por su pasión en la enseñanza, porque su trabajo es generador de ideas y porque su amor por su profesión impacta para bien.

Por tanto, un buen profesor no es el que sabe todos los conocimientos que tiene que impartir, sino que logra que sus estudiantes aprendan y disfruten del proceso, que encuentren sentido a los contenidos y conceptos y sepan cómo relacionarlos con su diario vivir. 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiante de la Escuela Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.