Usted está aquí

De la rutina al saber pedagógico

Profesor no es sólo aquel que instruye o se dedica a impartir un conocimiento sino aquel que ayuda a formar mejores seres humanos.

Febrero 28, 2019

¿Vivimos el aula o vivimos una rutina? Se confunde la práctica reflexiva con la rutina muy fácilmente cuando hablamos sobre nuestra práctica pedagógica. No es el tiempo que se ha trabajado como profesores, es la auto evaluación constante de nuestras prácticas lo que nos conduce a un saber pedagógico.

Pero, ¿qué es saber pedagógico? De acuerdo a lo aprendido en clase, a grandes rasgos podría definir saber pedagógico como la capacidad de un maestro de entender al estudiante y de hacer que el estudiante lo entienda a él. En consecuencia, lo dividiría en tres aspectos importantes: Saber lo que se enseña, saber cómo enseñarlo y reflexionar sobre lo que se hace y como se hace.

Es en este momento cuando se toman en cuenta todos los aspectos de la pedagogía. El saber pedagógico se evidencia cuando se diseña un planeador de clase y ponemos en práctica todos los conocimientos adquiridos (ya sea en nuestro proceso de formación docente y/o en nuestras prácticas) teniendo en cuenta el contexto; es decir debemos tener en cuenta el tipo de estudiantes que tenemos a cargo y el sitio donde estamos.

Sin embargo, de acuerdo a mi formación docente he aprendido que profesor no es sólo aquel que instruye o se dedica a impartir un conocimiento sino aquel que ayuda a formar mejores seres humanos. Es por esta razón que nuestro saber pedagógico nos da una luz sobre como impactar positivamente la vida de nuestros estudiantes y al mismo tiempo llevarlos al conocimiento.

Un ejemplo de esto lo encontramos en el colegio Guillermo León Valencia donde el profesor Carlos Motta ha utilizado la música para transformar la vida de sus estudiantes. Así mismo lo afirman los que han tenido la posibilidad de participar en la orquesta que el profesor ha formado con mucha disciplina y entusiasmo. Esto ha sido un trabajo que le ha requerido mucha constancia, esfuerzo y disciplina; pero sus resultados han empezado a ser reconocidos.

Muchos estudiantes afirman que ellos no han sido los mismos desde que empezaron a ser parte de la orquesta del profesor Motta. El profesor ha utilizado la música para despertar el interés por el conocimiento de sus estudiantes, hacerlos sentir valiosos y convertirlos en personas más disciplinadas. Sin importar sus capacidades el profesor Motta cree que cualquiera puede ser un músico; lo que hace es poner al estudiante a tocar el instrumento que más se le facilite; es de esta forma que los motiva a aprender.

Lo más interesante del caso del profesor Motta es que ha conducido sus saberes a producir resultados grupales incrementando los beneficios que tiene el aprendizaje colaborativo y la colaboración entre pares.

Para concluir es importante afirmar que el saber pedagógico contribuye a mejorar nuestras prácticas ya que gran parte de este se genera a partir de la reflexión sobre nuestro trabajo como docentes. Un profesor que tiene saber pedagógico es un profesor que ha entendido que la educación ha cambiado, por esta razón se actualiza constantemente, al mismo tiempo focaliza sus prácticas hacia sus estudiantes, y no alguien que sólo se dedica a vivir el día a día.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
usuario
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.