Usted está aquí

La sinfónica del profesor Motta

El aprendizaje y la generación de música son parte de la formación en valores y de la responsabilidad personal y profesional.

Marzo 8, 2019

Carlos Humberto Motta Rodríguez, conocido por estudiantes, colegas y allegados como el “profe” Motta. Actualmente se desempeña como docente del Colegio Guillermo León Valencia encargado del área de música. Galardonado con el Premio Compartir al Maestro en el 2016 por su iniciativa: “La música: un camino pedagógico desde la escuela, como medio para el desarrollo integral de los educandos de I.E.D  Guillermo León Valencia”. Sin lugar a dudas, el profesor Motta ha logrado unir su proyecto de vida junto a la profesión docente. Esto se refleja en el relato de las historias en relación con la música y los logros alcanzados en la comunidad académica. Es así como los estudiantes, encuentran una nueva herramienta con fines lúdicos y de formación personal y profesional. Este último, es sin dudas a lo que le apuesta el profesor Motta con la vinculación de sus estudiantes a la banda: lograr que quienes asisten y se abren un camino en el ámbito musical, adquieran valores que les ayude a ser mejores sujetos y estudiantes sobresalientes.

El aprendizaje y la generación de música son parte de la formación en valores y de la responsabilidad personal y profesional. El proyecto del profesor Motta, no es un capricho por querer alcanzar un objetivo individual. Bien queda expreso dentro de su propuesta entregada al Premio Compartir al Maestro: “desde este horizonte institucional se inscribe en el currículo académico el aprendizaje musical, el cual por medio de un modelo pedagógico de aprendizaje significativo, busca crear por medio de la formación musical una conciencia de sí mismo, de su talento y de su capacidad de generar por medio del arte una respuesta asertiva ante las decisiones vitales de su propia existencia”. Lo anterior pone en evidencia la trascendencia que obtuvo dentro de la misma institución para lograr ser parte del PEI del mismo. Todo se ha logrado a través de la lucha inagotable que el profesor Motta ha ido puliendo a medida de su experiencia y fortalecimiento de su saber. Cada sujeto que participa, le brinda a él una nueva perspectiva de cómo puede actuar y mejorar en este proceso tan complejo.

Retomando la última idea, aquellos sujetos que han brindado su tiempo a cambio de intentar probarse a ellos mismos, qué tan preparados están para asumir la responsabilidad de los ensayos y sus otros deberes; es lo que sustenta el profesor Motta, para contrariar el hecho de que el aprender música no está ligado al talento; poco o mucho, la mayoría de los sujetos, estamos en la capacidad de aprender y hacer música. Por esto mismo, el profesor Motta centra todas sus energías por establecer valores humanos como grupo, que sean de bien para la sociedad. Hechos que también fortalecen su saber sabio y su saber pedagógico. Por eso, tomando las ideas de Alejandro Álvarez, donde manifiesta que el saber pedagógico es el modo en que la pedagogía adquiere su existencia. Y esta existencia se da en el aula de clase, compartiendo con múltiples identidades y personalidad. Por consiguiente, también toma parte de los rasgos que Flavia Terigi menciona al momento de descomponer lo que es saber pedagógico: la presencialidad, la simultaneidad, la descontextualización y el crono sistema.

Dichas características, aunque en la actualidad, se distancia un poco en cómo se ha transformado la forma de aprender. En algunas labores, incluida la música, suele funcionar de forma apropiada. La rigurosidad y el compromiso ejercen esa fuerza para que quien se adentra en estos terrenos, alcance múltiples logros personales y grupales.

Para finalizar, proyectos como el del profesor Motta y el de muchos otros maestros de Colombia, que a través de sus saberes sabios buscan plantar ideas frescas con el fin de ser atendidas por la comunidad educativa, son herramientas edificadoras tanto de profesionales como los mismos estudiantes quienes atienden a esas necesidades. Aquellas experiencias pedagógicas que nutren sustancialmente al saber pedagógico, son muestra de que la educación cada vez marcha más en favor de encontrar nuevos métodos que subsanen esa brecha entre lo rígido y dinámico.

Escrito por
Estudiante de la Cátedra ‘Maestros hacen maestros’ en la Universidad de La Salle.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Sandra Cecilia Suárez García
Gran Maestra Premio Compartir 2013
El cuerpo habla y la danza puede ser el camino para la exploración del ser y el medio para liberar las palabras que se encuentran encadenadas.