Usted está aquí

Aprendiendo en el hacer y el quehacer

La motivación juega un papel primordial a la hora de aprender, ya que además de generar conocimiento es el motor de la innovación.

Noviembre 10, 2015

Definitivamente, la educación es más que resolver problemas, ya que cuando los participantes de este proceso, tienen altas expectativas de abrir la mente y aprender, actitudes como autonomía, perseverancia, autoestima y optimismo, permiten que  estos conecten las ideas  y encuentren una manera significativa para interpretar y entender. Se debe tener como  prioridad el  involucrar a los estudiantes en un mundo de aprendizaje integrado, donde la búsqueda de soluciones creativas e innovadoras a problemas reales sea el plato fuerte de cada día y que el ejercicio de comunicar resultados sea una constante mientras se aprende.

En este sentido, las tendencias educativas actuales deberían considerar apoyar el aprendizaje formal e informal, centrándose así en la ayuda a los estudiantes a convertirse en pensadores críticos y creativos. El imaginar, diseñar, explorar múltiples opciones, el equivocarse, el provocar y dejarse retar es una forma de construir conocimiento.

De ahí que la motivación juegue un papel primordial a la hora de aprender, ya que conducida adecuadamente con contenidos direccionados, interesantes, mediados con diferentes herramientas, permite que el estudiante al esforzarse y proponerse nuevos retos pueda  mejorar sus procesos de pensamiento, sea feliz y por ende su rendimiento académico sea el esperado.

En este sentido, las tendencias educativas actuales deberían considerar apoyar el aprendizaje formal e informal, centrándose en la ayuda a los estudiantes a convertirse en pensadores críticos y creativos. El imaginar, diseñar, explorar múltiples opciones, el equivocarse, el provocarse y dejarse retar es una forma de construir conocimiento”.

Para lograr este propósito, independientemente del dispositivo o recursos de los cuales se apropien y usen, lo realmente valioso es la constante actualización y expansión de las capacidades humanas y sus habilidades cognitivas. Así que es hora de dejar el miedo y las prevenciones frente a lo nuevo y darle la oportunidad a la innovación y la creatividad de fluir para transformar a las instituciones educativas en verdaderos espacios del saber integral.

Es por esto que es importante que la escuela  acepte el reto de abrir estos espacios, que escuche y reconozca los intereses de los niños y adolescentes, que promueva, promocione y adopte la utilización de las nuevas didácticas que al final de cuentas, terminan impactando en la conciencia ciudadana y generando de este modo nuevos espacios para el desarrollo del pensamiento crítico, por medio de la tecnología  la innovación. Estos dos últimos elementos hacen a la sociedad una vitrina más atractiva, “encarretadora” y multifuncional para el mejoramiento de la calidad de vida.

Hay que tener presente que el futuro que vivirán quienes hoy son niños y jóvenes implicará grandes cambios y retos para ellos:

  • Aprender a aprender será la habilidad más requerida
  • Los empleos que serán más demandados aún no existen
  • La creatividad será altamente valorada por las empresas

Tendrán que solucionar problemas que no sabemos aún que son problemas

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
Promedio: 2 (3 votos)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.