Usted está aquí

Inclusión e identidad desde las prácticas discursivas de los estudiantes en la escuela

El objetivo de este texto: reportar las formas de discriminación y exclusión que se dan en el medio escolar. 

Diciembre 25, 2017

El presente escrito busca reportar las formas de discriminación y exclusión que se dan en el medio escolar, desde las prácticas discursivas de unos estudiantes de educación media, a fin de reflexionar sobre cómo promover desde el quehacer docente el desarrollo de la diversidad, la inclusión y la equidad en los niños, niñas y jóvenes, para lograr una educación que promueva la valoración de la identidad, la aceptación y el buen trato entre todos.

La investigación se realizó bajo un enfoque mixto con el tipo de investigación Estudio de caso, aplicando como técnica cuantitativa la encuesta y como técnica cualitativa la observación directa a un grupo de 35 estudiantes de educación media de una institución educativa rural del municipio de La Palma, Cundinamarca, lo que permitió evidenciar que las prácticas discursivas excluyentes y discriminatorias de los estudiantes de educación media, se generan a partir de los sobre-nombres ofensivos, rechazo por motivos de enemistades, uso inadecuado de palabras y gestos en el proceso de comunicación.

Introducción

“En varias ocasiones me senté con mi madre, la miré de frente y tomándole sus manos, cansadas de coser ropa ajena, le pregunté: “Mamá, ¿Por qué me bautizaste con ese nombre tan feo?, y ella con humildad bajaba la cabeza y me decía: “Es que así se llamaba mi papá, tu abuelo”. “Y, yo ¿qué culpa tengo de que mi abuelo tuviera un nombre tan feo?”, le dije varias veces con lágrimas de dolor…

Una vez, le llevaba los libros a una chica a la que desde hacía meses venía insistiéndole para que me dejara acompañarla hasta su casa. En medio del camino y mientras le hablaba, ya la tenía casi convencida de que yo era el chico de sus sueños, se apareció en la otra acera un grupo de compañeros de clase riéndose y gritando mi segundo nombre a todo pulmón.

Por su puesto que la chica se sorprendió, me miró asombrada y de su boca estalló una carcajada que aún puedo escuchar en mis pesadillas. La profesora de ciencias naturales, mi pesadilla escolar, se enteró que mi segundo nombre era mi gran derrota.

Un día, el mismo en el que decidí abandonar el colegio, muy temprano en la mañana, entró al salón con su acostumbrado rostro inexpresivo y caminar de fiera pesada. Se paró frente a la clase. Tomó la lista en sus manos.

Me miró a los ojos y gritó: “está presente Olegario Bohórquez?”. Jamás podré olvidar el concierto de risas y burlas que salía de ese salón de clases en el que una profesora me arruinó mi vida escolar” (Héctor Bohórquez Ortiz).

La anterior anécdota, refleja la realidad que se presenta en muchas instituciones educativas, en las cuales los estudiantes sufren la crueldad de la discriminación, la exclusión y la inequidad por parte de compañeros y docentes. ¿Será que en nuestras instituciones, habrán casos como los de Olegario?, ¿Tendrán que irse nuestros estudiantes a otro lugar donde les sepan valorar sus cualidades y aceptar sus diferencias?

Por tal razón, el presente artículo pretende cuestionarnos acerca de cómo se está promoviendo el desarrollo de la equidad entre los estudiantes desde las mismas prácticas discursivas de aula, para alcanzar una educación que suscite la valoración de la identidad, el respeto a la dignidad humana y la convivencia fraterna.

Lea el contenido completo en Revista Educación y Desarrollo Social -  Universidad Militar Nueva Granada.

* Publicado bajo licencia Creative Commons-Reconocimiento-No comercial-4.0 International (CC BY-NC 4.0).

 

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
La Revista de Educación y Desarrollo Social de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad Militar Nueva Granada, es una publicación científica, semestral dedicada a la difusión de temas relacionados con todos los ámbitos de la educación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.