Usted está aquí

Danza y carnaval de Barranquilla, instrumentos de formación para la vida

Una historia que une a la formación y a la danza en un solo marco: el Carnaval de Barranquilla.

Marzo 6, 2016

La Constitución enuncia que Colombia es un país múltiple y pluricultural, lo cual indica que cada región posee unas particularidades culturales que la hacen distinta de otra, los grupos humanos tienen modos distintos de interpretar, asimilar e institucionalizar las experiencias particulares y grupales, las cuales están cargadas de significados, de expresiones y de actos que construyen cultura.

En este sentido, es importante asumir que el concepto de Cultura visto desde la semiótica deja entrever que: "El hombre es un animal inserto en tramas de significación que el mismo ha tejido" es esa urdimbre a través del cual nos movemos y existimos, es una ciencia interpretativa en busca de significaciones, es un punto de vista que supone que el hombre se desenvuelve en medio de su mundo social a través de actos cargados de gran significación mediados por el lenguaje.

El lenguaje recoge lo espiritual y lo material del hombre. La Danza, ha sido por tanto el lenguaje que permite expresar, sobre el cual se estructuran procesos de convivencia y para este caso, el carnaval en Barranquilla, es el ámbito en el que esto se posibilita.

El carnaval de Barranquilla es expresión cultural, una fiesta colectiva en el que convergen grupos humanos que tejen procesos comunicativos mediados por lenguajes, que como la Danza, posibilita la formación y hace que nos reconozcamos como comunidad, respetando las diferencias, tolerando las particularidades, mostrando aceptación por el otro, “Cuando estamos en el Carnaval, creamos nuestras propias formas de ver las cosas”.

Formación en danza en el Carnaval de Barranquilla

“El movimiento es energía bien medida con transmisión de tus vivencias, de tus inquietudes, de tus capacidades, y esto se logra no sólo con la voluntad de uno mismo sino porque hay muchos docentes dedicados a formarte, estimularte, ayudarte y ennoblecerte”.

La danza tradicional está estrechamente ligada a la organización social, arte, psicología y religión y varían de una sociedad a otra en forma y función, es el resultante de procesos emotivos, sentimientos y actos creativos de autores individuales o colectivos, los cuales operan con el cuerpo humano en las coordenadas de espacio y tiempo. En este sentido la reflexión sobre sus formas de transmisión, su conservación o su transformación dependen y varían de acuerdo a los grupos humanos en los que se desarrolla, también de la funcionalidad que tenga para los actores sociales, la oportunidad de masificación que se genere y la posibilidad de conservar su carácter ritual pese a que se lleve a cabo en épocas históricas distintas.

En el carnaval de Barranquilla la danza tradicional tiene su propia didáctica, sus orígenes ancestrales y su permanencia en el tiempo son la mejor prueba de que en su esencia, conserva procesos formativos muy particulares, que propenden no solo porque sus intérpretes asuman la interpretación coreográfica y corporal, sino que conlleve a la formación en el desarrollo humano. En la que una mente dispuesta y un cuerpo deseoso por evidenciar las necesidades de un espíritu son la conjunción perfecta para el ideal de un ser humano.

Aunque el Carnaval de Barranquilla agrupa a niños, jóvenes, ancianos, hombres, mujeres, discapacitado, altos, bajos, blancos, negros en fin, en su forma organizacional hoy día, puede verse bajo dos perspectivas, la institucional y la espontánea.

El Carnaval Institucional

Desde la institucionalidad el Carnaval permite identificar, que hay eventos organizados estrictamente en días, horas, y espacios claves, estipulados por instituciones, empresas, asociaciones, como por ejemplo Funfocab, asociaciones de grupos folklóricos, la empresa Carnaval de Barranquilla, entre otros, donde tras el evidente propósito comercial y publicitario, determinan las horas, los recorridos, y hasta el nombre de los eventos, por ejemplo: Gran parada de Fantasías, Gran Parada de Tradiciones, Desfile del Rey Momo, así como el orden en el que deben participar cada grupo previamente inscrito.

Estas agrupaciones son organizadas a su vez en varias modalidades.

  • Las comparsas (las hay de fantasía y de tradición)
  • Las danzas (las hay especiales como las farotas y de relación como el paloteo)
  • Las danzas de negro (congos, mapalés, bailes negros)
  • Las cumbias (grandes, medianas, gigantes)
  • Las comedias
  • Los disfraces (de acuerdo al material, al tipo de caracterización y al número de participantes)
  • Las letanías.

Muchas de estos grupos de danza son producto de proyectos institucionales que desde la perspectiva de la educación formal, (los centros de educación básica, los colegios e institutos) lideran, por ejemplo: El colegio Marco Fidel Suárez con su “danza del Garabato”, la Escuela Normal superior la Hacienda con su “Rumbon normalista”, entre otros. Sus comparsas muestran el trabajo que al interior de las escuelas llevan a cabo en el área de artísticas, donde se aprecia una interesante interdisciplinaridad liderada por los profesores de danza, música, teatro y manualidades, donde el grupo musical del colegio acompaña al grupo de danzas, mientras que los artistas plásticos se encargan de realizar las utilerías, tocados y estandartes. La formación de los muchachos tiene lugar dentro de los espacios de clases que la administración de las escuelas designa para tal fin. Normalmente los profesores de danza involucran en la comparsa a los niños y niñas con posibilidades económicas de asumir el gasto de un vestuario, sus clases de danza se desarrollan en los mismos colegios como parte de sus P.E.I cabe anotar que la mayoría de ellos no poseen títulos en esta especialidad pero si se han desempeñado como bailarines en grupos de danzas.

La institucionalidad en el carnaval tiene que ver también con la forma como se organizan otras agrupaciones como por ejemplo las que centro de educación No formal llevan a cabo trabajan durante todo el año con el propósito de participar en el carnaval con una comparsa o danza donde se materialicen sus producciones creativas, por ejemplo: La Escuela de Arte Marleny con su comparsa salsera “Son de Mar”, La Corporación Cultural Barranquilla con la comparsa “Torito en Carnaval”, El centro artístico Mónica Lindo con la comparsa ecológica “Lluvia de Oro”, la Escuela de Marlio Cortés con Afrobrasil, La Academia Pasarela con una comparsa de Champeta, entre otras cuyos trabajos por lo general se sustentan en la proyección de temas apartados de la esencia tradicional, pero que obedecen a procesos urbanos contemporáneos. Estas agrupaciones están conformadas en su mayoría por bailarines que trabajan y se entrenan durante todo el año en diferentes modalidades de la danza, asisten voluntariamente a una academia especializada que imparte programas de formación en danza desde lo no formal.

Contenido original.

Escrito por
Alianza
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.