Usted está aquí

¿Es necesario ir a la universidad?

Dando alcance de respuesta al interrogante planteado, en la era actual para obtener un título tal vez se requiera ir a la Universidad, pero para aprender no es la única opción.

Febrero 13, 2015

Aunque suene un poco osado, hoy por hoy el aprendizaje no se lleva a cabo solo en la universidad.  Por ejemplo, quien desee o necesite aprender matemáticas puede ingresar a la plataforma de Khan Academy, conformar un grupo en Meetup[1] en el que se encuentre en su ciudad de forma presencial con otros aprendices que quieran tratar un tema en particular (ecuaciones diferenciales, integrales, en fin), participar de un MOOC[2] liderado por un profesor de ingeniería de Harvard y por último y ver un video en Artur Benjamin en TED.[3]

Para el caso descrito vale la pena realizarse las siguientes preguntas: ¿necesito mediar una universidad para aprender? ¿se requería ser beneficiario de un programa gubernamental para tener acceso al conocimiento y participar?  ¿fue necesario solicitar crédito a ICETEX.  La respuesta a estos interrogantes es no. Todo este material de primera calidad se encuentra con acceso libre gracias a la red. Los contenidos, elaborados por profesores con alta trayectoria y con un enfoque innovador, práctico, centrado en la interacción y el aprendizaje colaborativo permiten una mayor expansión de ideas y contenidos en generales que en el pasado solo se encontraban disponibles en planteles educativos de alto prestigio.

 Para acceder a información de punta como la del ejemplo anterior, no se necesita ir al modelo de universidad actual para aprender. Ante este nuevo formato digital de enseñanza, la universidad por su parte  debe revisar su rol y pertinencia en las dinámicas de aprendizaje del siglo XXI. La universidad debe ser una facilitadora del conocimiento en el marco de una comunidad global de aprendices. Los maestros, o mejor aún, los mentores deben promover que sus estudiantes tengan acceso al mejor material de aprendizaje del mundo sobre un determinado tema en este nuevo escenario.

Con esta gran cantidad de contenidos disponibles, además de muy alta calidad, no tendría sentido negarle  a los jóvenes la posibilidad para que puedan tener clases con las personas más expertas en campos de las ciencias, las humanidades, la educación o el diseño, por mencionar sólo unos ejemplos. Así mismo, dicho formato innovador facilita el  poder intercambiar conocimientos, opiniones y experiencias con una comunidad amplia de aprendices de los más diversos lugares del planeta y con la opción de hacerlo en tiempo real.

Con el anterior panorama en frente, es claro que  los espacios de la universidad deben orientarse para la reflexión, el debate, la orientación para construir y retroalimentar la ruta de aprendizaje de cada aprendiz. Además, es también importante  el facilitar los vínculos con otros escenarios de conocimiento del  mundo. Por otro lado el maestro debe promover, provocar, retar y  brindar acompañamiento a la medida.

¿Esto es posible? Para la muestra un botón. En la actualidad se está llevando a cabo un curso en formato MOOC liderado por el profesor Otto Sharmer del Instituto Tecnológico de Massachussets en el que participan 26.000 personas de los más diversos perfiles, edades y ocupaciones  de 192 países del mundo.  

Para destacar aspectos relevantes de dicho este curso  en línea, es la promoción de encuentros presenciales que se encuentran en un mismo lugar geográfico, como también incentiva la reflexión y retroalimentación entre pares bien de forma presencial o a través de encuentros de forma virtual.  Como participante de este curso puedo dar fe de la experiencia de aprendizaje global, interconectada y abierta. El propósito de aprender se cumple.

La oportunidad de aprender en estos nuevos modelos de acceso al conocimiento no depende de tener el dinero para pagar un semestre, o de esperar a obtener un subsidio o una beca, o de la política educativa a implementar por la Ministra de Educación del momento. Sencillamente, esta Está ahí, libre para acceder ya. Se necesitan solo tres sencillos pasos: Querer aprender,buscar el curso del tema de interés e iniciar.

 

 

[1] Red social para conformar grupos de forma local sobre un tema de interés
[2] Sigla en inglés: Massive Open Online Course
[3] Sitio de charlas sobre innovación en diferentes campos del conocimiento

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
Asesor Fundación Compartir
Promedio: 3 (1 voto)
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.