Usted está aquí

El maestro lógico, un ‘docente online’ para agilizar la mente

Con más de 100 puzzles únicos y divertidos, esta aplicación invita a probar diferentes estrategias para llegar a la solución de problemas.

Enero 8, 2016

El maestro lógico es una aplicación gratuita que ofrece el mundo tecnológico, en el cual los niños, jóvenes y adultos pueden mejorar su razonamiento por medio de juegos didácticos que utilizan colores, motricidad y sonidos.

Se trata de sucesivos paneles para trabajar aspectos como el razonamiento lógico, la atención o la memoria, de forma que se deberá de probar diferentes estrategias para llegar a la solución correcta, permitiéndose volver hacia atrás cada vez que se comete un error, y así volver a intentar otra estrategia distinta para solucionar la propuesta. (Lea: Gamificación y educación)

Esta aplicación, que se puede descargar desde el Google Play para dispositivos Android, explica los juegos con unas instrucciones cuidadosas, pues algunos de sus retos contienen preguntas que pueden ser resueltas con un enfoque diferente. Claro está, que si su móvil es Apple, también puede descargar esta herramienta recomendada desde iTunes.

Puestos de control

En el desarrollo del juego hay un total de 18 puestos de control que tienen entre 5 y 7 puzzles cada uno. Un nuevo punto de control será desbloqueado solo si el jugador acaba todos los rompecabezas en el control anterior. Si falla un problema, entonces tendrá que reiniciar el juego de nuevo. (Lea: El valor educativo del juego)

En realidad, El maestro lógico se ha convertido en la actualidad en un juego descargado por varios usuarios, pues ayuda a reforzar en los niños y jóvenes la lógica por medio de la tecnología y el juego. Una herramienta recomendada para que los docentes vinculen las TIC a sus cátedras.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.